Capacidades físicas: Siete destrezas básicas en tus labores.

¿Alguna vez te has preguntado a qué se debe que muchas personas sean más hábiles físicamente hablando que otras? Acá te contaremos por qué, su importancia y cuáles son las capacidades físicas esenciales para realizar un trabajo óptimo.

¡Qué rápido eres! ¡Puedes levantar mucho peso! ¡Eres tan flexible! Todos utilizamos o escuchamos estas palabras diariamente pero ¿sabías que a estas y otras cualidades se les conoce como capacidades físicas básicas?  

En esencia, se les considera como básicas porque son el soporte de otras cualidades y determinan tu nivel de condición física. Fue el francés Bellin de  Coteau quien las definió por primera vez como “predisposiciones fisiológicas innatas en el individuo que permiten el movimiento.” distinguiendo entre:

Es necesario que sepas cómo y de qué forma puedes mantener o aumentar estas habilidades ya que como pudiste ver, son las que permiten todos los movimientos.

¿Cúales son las capacidades físicas?

Nuestro cuerpo posee numerosas cualidades que pueden llegar a ser el soporte para otras habilidades tanto mentales como físicas.

  • Velocidad: Es la capacidad que nos permite percibir, reaccionar, ponernos en movimiento, tomar una decisión y mantener un esfuerzo con la mayor rapidez posible.
  • Fuerza: Es la capacidad útil para vencer una resistencia, peso o carga. Esta puede ser máxima donde la carga es muy alta, o explosiva en donde el peso que hemos de vencer es más pequeño y el movimiento se hace más rápido.
  • Resistencia: Es quien nos posibilita realizar esfuerzos de larga duración retrasando la aparición del agotamiento o fatiga. 
  • Flexibilidad: Esta cualidad nos permite un máximo recorrido de las articulaciones en posiciones diversas, para realizar acciones que requieren gran agilidad.
  • Equilibrio: Este aspecto se encarga de mantener el control de la posición de las distintas partes del cuerpo y del cuerpo mismo en el espacio.
  • Coordinación: Es una habilidad complementaria que permite a la persona realizar movimientos ordenados.
  • Agilidad: Es la habilidad de cambiar la posición del cuerpo de manera eficaz, controlando todas las partes del mismo y moviéndolas con rapidez y soltura.

Desplazarnos rápidamente, soportar esfuerzos por periodos prolongados, transportar objetos, y adoptar diferentes posturas son solo algunas de las acciones que podemos realizar gracias a estas 7 cualidades.

¿La condición física impacta en tu desempeño laboral?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la condición física como “la capacidad de los individuos de abordar con éxito una determinada tarea física dentro de un entorno físico, social, laboral y psicológico”.

La condición física determina en parte la salud de las personas y puede variar de una persona a otra. Vale la pena recalcar que una condición física adecuada te permitirá realizar tus labores de manera eficiente en tu lugar de trabajo.

Según datos del informe ‘The Lancet Global Health” publicado por la OMS, si se aumenta la actividad física en los trabajadores hasta lograr una buena condición física, estos serán 30% más productivos, menos propensos al ausentismo y menos sedentarios.

Las capacidades físicas influyen en lo que hacemos diariamente.

En el día lo que más hacemos es movernos. Esto deja en claro que el movimiento hace parte de nuestra esencia y razón de ser. Por eso es necesario que nuestras capacidades físicas se encuentren entrenadas para responder a las necesidades de nuestro cuerpo.

Una buena condición física hace que nuestro aparato locomotor funcione sin tensiones excesivas y se eviten enfermedades o accidentes laborales .

Cada una de estas capacidades tiene una misión específica en nuestras actividades cotidianas. Llevar a cabo tareas triviales como como la de contestar llamadas, escribir correos, organizar papeles, cargar objetos o la simple comunicación dependen del sano funcionamiento de estas capacidades.

¿Cúal crees que sea la habilidad física que más tienes desarrollada?

¿Cómo mantener nuestras capacidades físicas?

En realidad la mayoria de estas capacidades físicas tienden a deteriorarse con el envejecemiento. El envejecimiento genera un descenso gradual de las capacidades físicas y mentales. De hecho la fuerza, la resistencia y el equilibrio son los principales atributos que disminuyen.

El envejecimiento y la pérdida de condición física originan desórdenes músculo esqueléticos (DME) lo que según estudios realizados por la Universidad Industrial de Santander produce hasta un 73% de perdida de capacidad laboral.

Sin embargo, existe evidencia de que realizar actividad física de forma regular es una herramienta eficaz para atenuar y retrasar los efectos del envejecimiento.

Quizás te pueda interesar: Estiramientos en la oficina

En países europeos la edad promedio de jubilación oscila entre los 62-68 años mientras que en América Latina va de 55-65 años. Esto quiere decir que muchos trabajaremos hasta el inicio de la tercera edad.

Por esta razón, es importante mantener nuestras capacidades físicas entrenadas puesto que las vas a necesitar durante gran parte de tu vida.

Siete formas sencillas para ejercitar tus capacidades en el trabajo:

  1. Utiliza las escaleras y sube lo mas rápido que puedas. Esto te ayudará a potenciar la resistencia.
  2. Durante el descanso camina de puntillas, como un pingüino hacia adelante y hacia atrás. Trabajaras el equilibrio.
  3. Siempre que puedas soportar el peso, transporta objetos de un sitio a otro. Resaltarás tu fuerza.
  4. Escribe en tu ordenador sin ver el teclado por 5 minutos. Asi, ejercitas tu coordinación.
  5. Realiza varios movimientos combinados sencillos a la vez, durante 3 minutos para optimizar tu agilidad.
  6. Camina rápidamente al desplazarse de un lugar a otro. Ejercitando la velocidad.
  7. Realiza estiramientos al menos 3 veces al día. Para mantener tu flexibilidad.

Con el sencillo hecho de adoptar hábitos saludables como el de realizar pausas activas que ejerciten las destrezas, podrás mejorar la condición física y por ende el rendimiento laboral.