Consejos prácticos para desarrollar un lenguaje corporal no verbal fluido

El lenguaje corporal es un sistema de comunicación no verbal que se manifiesta de manera inconsciente y acompaña nuestra comunicación verbal. Suspirar, hacer contacto visual prolongado, cruzar los brazos o sonreir son diferentes elementos del lenguaje no verbal que transmiten un significado determinado.

¿Te ha pasado que al dialogar con una persona, sus palabras te dicen algo, pero su cuerpo transmite algo opuesto? Esto es un claro ejemplo de lo que es la comunicación no verbal.

Te puede interesar: Calentamiento vocal, habla en público exitosamente.

El lenguaje corporal posee tanta relevancia que existe una ciencia llamada kinésica o cinésica dedicada a su estudio. Esta disciplina se complementa con la sinergología, la cual se encarga de analizar gestos, movimientos corporales y expresiones anatómicas con el fin de darles un significado de acuerdo al contexto.

En ocupaciones que giran en torno a la comunicación, es normal que se exija un lenguaje verbal y no verbal impecable. Las personas que trabajan en estas ocupaciones tienden no solo articular las palabras de forma adecuada, sino tambien a realizar gestos corporales armónicos.

¿Por qué el lenguaje corporal es importante para nosotros?

Saber leer el lenguaje corporal te permite comprender de forma acertada a aquellos que te rodean. Muchas personas tienden a tener inconvenientes para expresar sus ideas, pensamientos o emociones a través del diálogo, por lo cual desarrollan un lenguage no verbal. De igual forma, un lenguage no verbal fluido es clave para prevenir conflictos y favorecer una buena convivencia.

Te puede interesar: Juego de mímica: Mimo en la oficina.

Los mensajes que transmitimos con nuestro cuerpo tienen una gran influencia en las relaciones sociales, lo que las convierte en un espejo de nuestras emociones, siendo útiles para:

  • Comunicar nuestra identidad.
  • Lograr precisión y entendimiento.
  • Apoyar en las áreas de ventas y gerencia.
  • Gestionar la interacción.
  • Dar a conocer nuestra forma de relacionarnos.
  • Transmitir emociones y sentimientos.
  • Influir en los demás y en nosotros mismos.
  • Producir y detectar engaños.

Tipos de lenguaje corporal

Hace unos años, FOX transmitió una seria llamada “Lie To Me” donde el protagonista atrapaba delincuentes valiéndose de sus interpretaciones del lenguaje corporal de los demás. Ahora bien, es posible aprender a leer los gestos, quizás no al nivel del protagonista de la serie pero si lo suficiente como para saber lo que nos quieren decir otras personas sin necesidad de usar palabras.

Lo que dicen los gestos faciales

Cuando hablamos, la mayor parte de las veces estamos viendo a la persona delante de nosotros por lo que el contacto visual es casi obligado y continuo. Existen muchos elementos como miradas, sonrisas, expresiones y movimientos que tienen más significado del que creemos:

  • Levantar la cabeza y proyectar la barbilla hacia adelante: Un signo que pretende comunicar expresamente agresividad y poder.
  • Rascarse el cuello: Es una señal de incertidumbre o de duda con lo que uno mismo está diciendo.
  • Contacto visual prolongado: Mirar a los ojos de una persona durante un largo periodo de tiempo puede significar que se está mintiendo a esa persona.
  • Llevarse un dedo a la boca o a la nariz: Las personas que hacen este gesto al hablar, inconscientemente transmiten inseguridad o necesidad de tranquilizarse.
  • Ladear la cabeza: Expresa sumisión al dejar expuesta la garganta. Si lo realizas mientras asientes cuando estés escuchando a alguien, lograrás aumentar la confianza de tu interlocutor hacia ti.
  • Asentir con la cabeza: Se trata de un gesto de sumisión contagioso que comunica interés y acuerdo, pero si se hace varias veces o muy rápido puede comunicar que ya se ha escuchado bastante.
  • Pestañear repetitivamente: Se percibe como una forma de intentar bloquear la visión de la persona que esta enfrente, ya sea por aburrimiento o desconfianza.
  • Levantar las cejas: Es un saludo social que implica ausencia de miedo y agrado. Hazlo frente personas a las que quieras gustar.

Lo que comunican los gestos de los brazos y las manos

Los gestos que realizamos con nuestros brazos son tan importantes como los que realizamos con nuestro rostro. Ellos denotan una postura pasiva o activa, amigable o agresiva. Algunos de los gestos comunes son:

  • Manos en los bolsillos: Denota aburrimiento y desimplicación en la conversación o situación. Si el orador tiene esta postura transmite que esta ocultando algo o inseguridad de lo que esta diciendo.
  • Enfatizar algo con la mano: Usualmente cuando alguien ofrece dos puntos de vista con las manos, tiende a reforzar el que más le gusta con la mano dominante y la palma hacia arriba.
  • Entrelazar los dedos de ambas manos: Transmite una actitud reprimida, ansiosa o negativa. Suele estar acompañada con inclinar la cabeza hacia abajo.
  • Encoger los hombros: Es un movimiento universal para indicar que no se sabe lo que esta ocurriendo. 
  • Cruzar los brazos: Muestra desacuerdo y rechazo ante lo que se esta hablando. Algunas mujeres suelen hacerlo cuando están en presencia de hombres que les parecen demasiado agresivos.
  • Cruzar un brazo por delante para sujetar el otro brazo: Denota falta de confianza en uno mismo al necesitar sentirse abrazado.
  • Puntas de los dedos unidas: Esta postura usada a menudo en el poker, expresa confianza y seguridad pero puede llegar a confundirse con arrogancia.
  • Sujetar una mano detrás de la espalda: Es un mecanismo para controlarse a uno mismo, por lo tanto expresa frustración o un intento de disimular el nerviosismo.
  • Llevarse las manos a las caderas: Indica una actitud sutilmente agresiva, ya que quiere aumentar la presencia física. Muchas veces se utiliza para establecer superioridad en un círculo social.

Lo que comunican los gestos de las piernas

Estamos programados para acercarnos a lo que nos interesa y alejarnos de lo que no. La forma como alguien sitúa sus piernas puede darte algunas de las pistas más valiosas ya que, te estará señalando hacia donde quiere realmente ir.

  • Temblor en una o ambas piernas: Indica que la persona esta ansiosa, irritada o ambas.
  • Piernas cruzadas: Se trata de una actitud defensiva y cerrada cuando se adopta esta postura con brazos y piernas cruzadas significa que no se está interesado en el tema.
  • Postura expansiva: Con los pies separados a la altura de los hombros y los brazos ligeramente abiertos enseñando las palmas, se da a entender que no se oculta nada. 
  • Tobillos cruzados: Al igual que cuando cruzamos las piernas. Este gesto se realiza con el objetivo de mantener el control.
  • Sentado con una pierna elevada apoyada en la otra: Revela una actitud competitiva o preparada para discutir.

Aprende a leer a los demás y sácale provecho.

Ser conscientes del lenguaje corporal y saber descifrar el de los demás es fundamental para crear relaciones interpersonales eficaces y plenas. Al respecto, Albert Mehrabian estudió y determinó La Regla del 7,38,55 donde:

Sin embargo, al hablar del lenguaje corporal el contexto es sumamente importante. Tendemos a realizar ciertos movimientos cuando estamos expuestos ante factores ambientales (frió, calor, ruidos, cansancio) que pudieran interpretarse como señales de desinterés, molestia o aburrimiento.

Por eso nunca debes llegar a una conclusión interpretando un único signo corporal; la clave está en observar los gestos y ver que estos sean congruentes entre sí.

Consejos prácticos para una comunicación verbal y no verbal más efectiva.

Una cualidad estrechamente relacionada al lenguaje corporal es el carisma, que se caracteriza como el conjunto de comportamientos verbales y no verbales que mejoran el atractivo de una persona de una manera inspiradora.

Las personas carismáticas se adaptan fácilmente a ambientes nuevos y competitivos. Acá te dejamos una lista de consejos útiles para que tus expresiones te convierten en una persona carismática:

  1. Mira directamente a los ojos cuando hagas una petición o des tu opinión sobre algo, si esto te resulta difícil puedes centrar tu mirada en la punta de la nariz de tu público.
  2. Practica la sonrisa natural (sonrisa de Duchenne) frente a un espejo constantemente para que en reuniones tus sonrisas sean más genuinas.
  3. Si deseas que alguien sienta que le estás dando toda tu atención, asegúrate de que tus pies se encuentren encarados hacia él.
  4. Aplica el efecto camaleón, el cual consiste en imitar el lenguaje corporal de la persona con la que estés sosteniendo una conversación, ayudando a crear mayor empatía.
  5. Al comunicarte evita gestos que denoten inseguridad, como jugar con bolígrafos, anillos o apartarte el cabello.
  6. Gestualizar está directamente unido al habla, así que al hablar utiliza las manos para enfatizar y no olvidar el tema. Este tip resulta muy útil en personas que se bloquean al hablar en público.
  7. Cuando estés hablando y quieras demostrar interés imagina que una flecha imaginaria sale de tu pecho e inclínate levemente hacia tu interlocutor, mantén el contacto visual y ladea un poco la cabeza.
  8. Para mantener la transparencia y honestidad en lo que dices, evita pasar tu mano por el rostro o tocarte cualquier parte del cuello mientras hablas.