8 ejercicios para mejorar la postura.

Mejorar la postura tiene un impacto directo en nuestra salud, imagen corporal y elegancia. Para lograrlo se requiere un equilibrio completo entre la higiene postural, la actividad física y la ergonomía del puesto laboral. Por eso si te interesa aprender unos ejercicios para mejorar la postura, sigue leyendo.

Te puede interesar: Beneficios de un entorno laboral ergonómico.

Tener una buena postura no significa estar rígidos todo el día; de hecho es poder cuidar nuestro cuerpo al adoptar distintas posiciones durante el día e incluso al dormir, que sean lo menos perjudiciales y agotadoras para nuestra columna.

En el gimnasio, muchos son los ejercicios usados para mejorar la postura pero ¿Cuales puedes realizar cuando estas en casa o en la oficina ?

  1. Contra la pared: De espaldas apoyado contra una pared y flexiona las rodillas como si vas a sentarte). Una vez en esa posición estira los brazos hacia adelante y levanta el mentón. Mantén la posición por 15 segundos, descansa y repite 5 veces. Tus hombros y pelvis siempre deben estar en contacto con la pared, vigila que tu respiración sea constante y suave durante todo el ejercicio.
  2. Alineación: De pie, cierra las manos y ve extendiendo completamente los brazos por encima de la cabeza, desde allí bájalos al mismo tiempo y sin hacer movimientos adicionales con la cabeza y columna. Vuelve a la posición inicial y repite 10 veces. Hacer el ejercicio frente a un espejo te permite corregir fácilmente si te desvías.
  3. Doble mentón: Sentado con los codos apoyados sobre la mesa baja la barbilla lo máximo posible hasta la mitad de tu pecho (el movimiento debe ser similar al que hacemos cuando asentimos) mantenlo por 5 segundos y repite 7 veces. Para aquellos que sienten una especie de “joroba” a nivel del cuello por el uso constante del teléfono e incluso al estar sentados con este movimiento corregirás la alineación de tus vértebras cervicales.
  4. Gato bravo: Para este ejercicio colócate en posición de gateo y simula la forma en que se arquean los gatos en estado de alerta, es decir; columna arqueada hacia arriba y con la cabeza viendo hacia abajo, cuenta hasta 10 y relaja la espalda, repite 5 veces.
  5. Palmas juntas: Párate derecho e intenta unir las palmas detrás de tu espalda, da 15 pasos manteniendo la frente en alto y con las manos así. Repite 5 veces de esta forma y 2 veces más caminando en punta de pie.
  6. Sedente: Siéntate en el suelo, con las rodillas flexionadas, los pies apoyados y juntos delante del cuerpo. Lentamente inclina el tronco hacia adelante y extiende los brazos al frente. Sin mover el tronco lleva los brazos hacia arriba y atrás después regresa a la posición de partida. Repite 10 veces.
  7. Respira e inclina: De pie con una mano en el pecho y otra en el abdomen. Cuando tomes aire inclina toda la columna hacia atrás y al exhalar inclínate hacia adelante. Realiza el ejercicio lo más lento posible y repitelo 8 veces.
  8. Relajación: Acostado boca arriba estira los brazos por encima de la cabeza y lentamente dobla las rodillas y llévalas hacia el pecho 5 veces. Este ejercicio es perfecto para empezar y/o terminar el día.

Y finalmente, un ejercicio extra para cuidar tu postura y estado físico en general resulta montar en bici por lo menos 1 hora al día.